COMO CUIDAR EL CABELLO

COMO CUIDAR EL CABELLO

TRATAMIENTOS PARA ALISAR EL CABELLO SIN DAÑARLO

Una de las consecuencias más comunes de los alisadores de salón, profesionales o incluso los que puedes hacer tu misma en casa, es que una vez que se “terminan” los efectos, muchas mujeres experimentan algunos efectos secundarios, como un empeoramiento del cabello incluso más grave que cuando empezaron el tratamiento profesional. De esta forma la única solución que encuentran para volver a lucir un pelo bonito, es volverse a realizar otro alisado, entrando en una especie de espiral de la que es difícil salir.

 

Por eso, cada vez son más las mujeres que buscan un tratamiento alternativo más natural y que sea menos agresivo con su cabello. En este contexto encontramos los alisadores naturales o alisadores caseros  que puedes realizar tú misma en casa y que, aunque no son inmediatos, sí van alisando el cabello progresivamente con ingredientes que, no sólo son naturales, sino que además ayudan a hidratar y fortalecer el cabello.

 

IMPORTANTE:

 

  • Los alisadores naturales que presentamos a continuación son alternativas naturales, que tienen por tanto un efecto progresivo, es decir, a largo plazo. En cambio, no tienen esos efectos perjudiciales de los tratamientos de peluquería.
  • Por lo que si quieres una mayor inmediatez, visita nuestros TRATAMIENTOS PROFESIONALES para elegir el que más se adecue a ti.

MAIZENA Y ACONDICIONADOR

Este método es uno de los más populares y comentado en redes, ya que tiene tanto defensoras acérrimas como verdaderas detractoras. En lo que todas están de acuerdo, es que elimina el frizz o cabello esponjado y lo notan mucho más suave.

¿QUÉ NECESITAS?

 

- Medio vaso de Agua

- 4 cucharadas de Maicena

- 2 cucharadas soperas de acondicionador

- 1 cucharada sopera de aceite de coco

- 1 cazo

CÓMO SE PREPARA

 

  • En un cazo, mezclamos el agua con la maicena.
  • Calientamos a fuego lento hasta que espese como si fuera gelatina.
  • Cuando haya espesado (si lo necesitas añade un poco más de maicena), retíralo del fuego y  mezcla con el aceite de coco y el acondicionador.
  • Removemos hasta que se mezclen bien los ingredientes.

CÓMO SE APLICA

 

  • Vamos aplicando la mezcla mechón por mechón hasta que quede todo el cabello cubierto.
  • Dejamos que actué en el cabello durante 15 minutos.
  • Después, lo lavamos de forma habitual.
  • Hay que hacerlo dos veces por semana y los resultados no son inmediatos, tardan de 4 a 6 semanas.

LECHE

Se sabe que la leche posee propiedades hidratantes y agentes naturales que ayudan a alisar las hebras del cabello. Además, nos proporciona proteínas que contribuyen a su hidratación y por tanto, no sólo no quema nuestro cabello, sino que además lo mantiene sano.

 

Este tratamiento, es más recomendable para la gente que tiene el cabello más bien ondulado, ya que los efectos no son tan visibles en mujeres con el cabello rizado.

¿QUÉ NECESITAS?

 

- Una taza de leche fresca o leche en polvo (entera)

- Pulverizador

CÓMO SE PREPARA

 

  • La leche debe ser entera, ya que es más espesa y es justo lo que nos interesa. Hemos puesto leche en polvo como alternativa, ya que eso hace que esta mezcle te dure más tiempo.
  • Mete la leche en el pulverizador (si tienes el cabello muy largo o muy corto puedes variar las medidas de leche necesaria), y listo.

CÓMO SE APLICA

 

  • Con el cabello seco, ve rociándolo con el pulverizador lleno de leche por todo el cabello, desde la raíz a las puntas, hasta que quede totalmente húmedo.
  • Una vez empapado todo, desenreda tu cabello con un peine de dientes anchos.
  • Deja que actué durante 20 minutos.
  • Lava tu cabello con tu champú habitual y ponle algo más de empeño que de costumbre para no dejar ningún resto de leche.

LECHE DE COCO

En algunas culturas, se cree que la leche de coco tiene un efecto alisador más potente que otras leches, y que es mejor que otro tipo de leches para alisar el cabello. Además, es hidratante, antibacteriano y  previene problemas como la caspa.

¿QUÉ NECESITAS?

 

- 250 ml de leche de coco

- Zumo de un limón

- Recipiente de plástico

- Toalla

CÓMO SE PREPARA

 

  • Mezcla la leche de coco (asegúrate de que sea pura y sin aditivos) con el jugo de limón.
  • Remueve un poco y mételo en el recipiente de plástico.
  • Déjalo en la nevera durante una hora, hasta que se forme una capa por encima, ya que es precisamente esa capa la que queremos.

CÓMO SE APLICA

 

  • Con el cabello seco, empieza a aplicar esa capar cremosa desde la raíz a las puntas.
  • Cubre tu cabello con una toalla caliente.
  • Deja actuar durante 30 minutos y lava tu cabello de forma normal.
  • Hazlo dos veces por semana.

ACEITES CALIENTES

El calor y la saturación del aceite, ayuda a desrizar el cabello, además de aportarle nutrientes y aportarle suavidad. El aceite a utilizar es opcional, pero te recomendamos de coco, de oliva o de almendras. Si quieres saber cuál te va mejor, visita nuestra sección qué aceite es mejor para mi pelo.

¿QUÉ NECESITAS?

 

- Aceite de coco, oliva o almendras

- Recipiente de plástico apto para el microondas

CÓMO SE PREPARA

 

  • Pon una taza de aceite en el recipiente de plástico y caliéntalo durante 20 segundos en el microondas.

CÓMO SE APLICA

 

  • Ve aplicando el aceite (no muy caliente) por el cabello mientras realizas un masaje, desde la raíz a las puntas hasta que quede todo húmedo.
  • Masajea durante 5 o 10 minutos.
  • Cubre el cabello con una toalla caliente durante 30 minutos.
  • Lava tu cabello con un champú sin sulfatos, más bien suave. Incide bien en el lavado para no dejar restos del aceite. Si es necesario, aplica dos manos de champú.
  • Peina suavemente el cabello y deja que se seque naturalmente, sin secadores.

ALOE VERA Y ACEITE DE OLIVA

Ya conocemos muchas  de las bondades del Aloe Vera, pero entre otras, se encuentra su capacidad para favorecer el crecimiento sano del cabello, además de penetrar en sus filamentos y favorecer el alisado.

¿QUÉ NECESITAS?

 

 - 2 cucharadas de aceite de oliva

- La pulpa de una hoja de aloe vera

- El jugo de medio limón

CÓMO SE PREPARA

 

  • Cogemos la ramita de aloe vera y le quitamos la cascara. Con la ayuda de un tenedor vamos aplastando el interior hasta que nos quede un jugo.
  • Lo mezclamos en un bol de plástico con el jugo de medio limón y removemos bien hasta que se mezcle.
  • Conviene que lo colemos para no tener ningún resto de limón ni de cáscara de aloe vera.
  • Después, añadimos dos cucharadas de aceite de oliva y volvemos a remover.

CÓMO SE APLICA

 

  • Con el cabello seco, vamos aplicando este preparado por todo el cabello, desde la raíz hasta las puntas. Hazlo mediante un masaje desde la raíz, y ve extendiéndolo hacia abajo.
  • Dejamos actuar en el cabello de 15 a 20 minutos.
  • Lava tu cabello de forma habitual. Si tienes un champú suave disponible, mejor que mejor.

Si te gustó compártelo en tu red social o recomiéndalo en Google!!!

Si quieres que hablemos de algún tema en concreto, no olvides dejarnos un Comentario aquí abajo!!

Comentarios