COMO CUIDAR EL CABELLO

COMO CUIDAR EL CABELLO

DETOX PARA TU CABELLO

¿Qué pasaría si pudiéramos “resetear” nuestro cabello una vez al mes? ¿Sería maravilloso, no? Pues es posible gracias al Detox capilar. Básicamente consiste en “desintoxicar” nuestro cabello y eliminar las impurezas que se van acumulando en el cabello debido a la contaminación, los restos de cal, grasa y restos de cosméticos que permanecen incluso una vez lavado el cabello.

¿POR QUÉ HACERSE UN DETOX?

Entre los múltiples beneficios del detox capilar, te contamos los más importantes en tu día a día:

 

- Permite restaurar el cabello.

- Elimina cualquier residuo de productos anteriores  y células muertas

- Limpia en profundidad, con lo que el pelo crecerá más fuerte.

- Ayuda a la circulación del cuero cabelludo, lo que hará que tu pelo esté más sano.

¿QUIÉN DEBE HACERSE UN DETOX?

En general, tod@s podemos hacernos este tratamiento una vez al mes, ya que es super beneficioso para limpiar en profundidad y “liberar” nuestro cabello de toxinas. Pero con mayor motivo debes realizarlo si:

 

- Notas que las raíces tu cabello se vuelven más grasas a lo largo del día y tu cabello se apelmaza.

 

- Utilizas varios productos sin aclarado para el cabello, como lacas, espumas, fijadores, protección térmica…

 

- Vives en una gran ciudad y estás expuest@ a la contaminación constante, ya que  algunos estudios recientes demuestran que al estar constantemente expuestos a la contaminación, disminuyen los niveles de vitamina E (un nutriente fundamental para evitar la oxidación de las células y mantener la vitalidad de nuestro cabello).

 

- También es conveniente realizarlo si has pasado largas horas al sol, en la piscina o en agua del mar.

 

- Si estás pensando en hacerte un alisado de Keratina, progresivo o botox capilar, para que el producto penetre mejor y dure más tiempo.

¿COMO ME HAGO UN DETOX?

Antes de hacerte un Detox, te recomendamos que no utilices aceites el día anterior, ya que será algo más complicado eliminar bien todos residuos.

EXFOLIACION DEL CUERO CABELLUDO:

 

 Este es el paso más importante. Ya que nos ayuda a eliminar las células muertas del cabello y los restos de residuos e impurezas que impiden que nuestras raíces “respiren”. Puedes comprarte un exfoliante capilar o hacerlo tú mism@ en casa con nuestros “exfoliantes caseros”.

 

CHAMPÚ PURIFICANTE:

 

Una vez que hemos eliminado las impurezas, debemos lavar nuestro cabello con un champú sin sulfatos, lo más natural posible, para que nos quede el cabello libre de residuos y muy limpio.

 

Si no tienes un champú sin sulfatos,  puedes preparar tú misma el champú purificante con una taza de agua y una cucharada de bicarbonato. Lo remueves y lo aplicas como si fuera un champú normal. No te preocupes si no hace espuma, es normal, y el pelo quedará exactamente igual de limpio.  Si quieres saber qué champús son libres de sulfatos visita nuestra sección “champús sin sulfatos”.

 

NUTRE Y REPARA:

 

Una vez que hemos eliminado las impurezas, es fundamental aplicar un producto que suavice y repare la fibra capilar. Para ello, utiliza una mascarilla súper hidratante y aplícala de medios a puntas. Puedes usar la que tengas habitualmente o hacerla tu misma con nuestras recetas de “mascarillas hidratantes”.

Si te gustó compártelo en tu red social o recomiéndalo en Google!!!

Si quieres que hablemos de algún tema en concreto, no olvides dejarnos un Comentario aquí abajo!!

Comentarios